¿Quieres empezar a crear videojuegos?

 

Mi experiencia en la creación de videojuegos se limita casi en exclusiva a la programación. Es cierto que cuando retomé de manera más seria y empecé a formarme de manera más profesional tuve que, por necesidades del guión como se suele decir, encargarme en varios proyectos de la parte gráfica. Quien me conozca sabe que soy bastante negado para el dibujo y el arte en general, pero me dediqué a aprender un poquito, lo justo, sobre modelado y texturizado 3D y al final quedaban juegos jugables aunque con aspecto visual pobretón. Lo importante era avanzar.

 

Elige tu rol

 

No me importaba que mis juegos fueran «feos», porque lo que yo he sido y seré siempre es programador, quería centrarme únicamente en eso y lo demás no me importaba en lo absoluto. El objetivo es aprender y mejorar, no hacer un primer juego perfecto. Es importante conocer tus limitaciones y también tus capacidades para potenciar éstas y rebajar en la medida de lo posible las primeras. Nadie mejor que tú mismo conoce tus habilidades y de lo que eres capaz, se te da mejor o te gusta.

 

 

Programadores

 

Ésta, es como ya he dicho, la parte que cubre prácticamente toda mi experiencia, por lo que me váis a perdonar si me explayo un poquito más que en las demás. Siempre que hablamos de desarrollo de videojuegos pensamos automáticamente en ellos, es como si fuera lo principal. No es del todo cierto, pero eso lo iremos viendo en éste artículo.

Como programador deberás elegir qué herramientas utilizar para el desarrollo. Habitualmente se limitan casi a elegir un motor y ésta elección se suele hacer por el lenguaje que conozcamos y tengamos más soltura. ¿Sabéis que da igual? Si, da igual la elección, el caso es hacerla.

Mis primeros «juegos» estaban hechos en QBasic, tenía apenas 12 años y era lo que conocía, y la parte visual estaba hecha al completo con ASCII, pero funcionaban. Con esto quiero decir que podéis trabajar con lo que queráis, imaginad que queréis hacer una aventura conversacional como las que se hacían en los 70s y 80s, o un un juego de preguntas y respuestas… Posibilidades hay muchas.

Para aquellos que no hayan programado en su vida y estén aprendiendo, os voy a dejar unas ideas para juegos que pueden ser estupendos para empezar.

Tres en raya. Éste proyecto es cortito, no deberíamos tardar demasiado, para hacerlo más sencillo al principio podemos crearlo para dos jugadores compartiendo PC. Una vez hecho esto, podemos añadir un modo de juego para un jugador y que el contrincante sea automático.

El ahorcado. ¿Qué tal un ahorcado? Si, un ahorcado, es una idea sencilla que puede servir para aprender pero que se puede complicar para exprimirnos un poquito más. Para empezar hazlo para dos jugadores en el mismo PC, cuando lo tengas crea el modo para un jugador, podrás empezar a practicar cosas como la creaciòn, lectura y escritura en archivos para encontrar las palabras que usará y conoce el rival virtual. ¿Cómo harías para que de ese archivo de palabras elija una u otra descartando las que no puedan ser?

Hundir la flota. También conocido como hundir los barcos. Éste juego me supuso un reto importante en mis inicios pues ya había que diseñar una interfaz que fuera refrescandose con las elecciones del jugador y del rival. Además había que limitar el tablero y no permitir colocar los barcos fuera de él, ni que se cruzaran los barcos atravesandose, etc.

 

En definitiva, piensa en cosas pequeñas para empezar, ya tendrás tiempo de complicarte la vida.

 

No programadores

 

Igual es un poco simplista dividir todo en estas dos opciones, lo reconozco, pero es que no me queda más remedio. Si no tienes conocimientos de programación o no quieres tenerlos, porque te quieres centrar únicamente en lo que a tí te gusta o se te da bien, se pueden crear juegos. Como decíamos antes, parece que si hablamos de crear videojuegos o programas o programas, pero no, no es del todo cierto.

Existen muchas alternativas que permiten crear juegos sin necesidad de programar, por lo que éste puede ser tu camino si quieres o tienes que empezar solo por fuerza por lo que sea.

Vamos a compartir unas cuantas, para que elijas la que quieras.

GameMaker Studio: Ésta herramienta tiene ya un largo recorrido, por lo que la comunidad ya está formada y puede ayudarte a solventar problemas en el caso de que te atasques. Cuenta con una licencia gratuita para aprender, pero si quieres publicar tus juegos tendrás que comprar la licencia adecuada para la plataforma objetivo. Puedes descargarlo y consultar su web aquí.

GameSalad: Ésta herramienta es utilizada muy amenudo por desarrolladores profesionales para crear prototipos de manera rápida y sencilla. Con una interfaz limpia e intuitiva podrás dar vida a tus creaciones en unos pocos clicks. Puedes descargarlo e informarte más aquí.

Adventure Game Studio: Si te gustan las aventuras clásicas point and click, ésta es una alternativa ideal. Está creado para que puedas desarrollar tus propias aventuras como las que tantos buenos ratos nos dieron LucastArts o Sierra. ¿Serás capaz de crear el sucesor de Money Island? Para más información aquí.

 

 

La clave

 

«- Pero yo he oído que hay juegos que han sido desarrollados por una única persona, yo también quiero.»

Por supuesto, los hay y han necesitado un esfuerzo realmente impresionante, una cantidad de horas incalculable y un sin fin de quebraderos de cabeza. ¿De verdad te merece la pena? No queremos desanimar a nadie, por supuesto que se puede, sólo estamos apuntando que son casos aislados y que los casos de éxito de desarrollos de una única persona son más difíciles de ver. Pero si te ves con fuerzas y tienes la capacidad de hacerlo todo por tu cuenta, ¡adelante!

Al resto de los mortales nos quedan aún dos opciones a elegir.

  • Trabajar sólo: Si tu decisión es la de sacar el juego adelante tú solo, siempre puedes comprar recursos como los gráficos, la música, efectos de sonido, etc. Ésto es ya más habitual que el caso del «yo me lo, guiso yo me lo como», tendrás que dedicar unas pocas horas a buscar esos recursos que te sirvan o adaptar tu desarrollo a ellos, pero sin duda ahorrarás gran cantidad de tiempo y esfuerzo comparando a si tuvieras que hacerlo todo.
  • Busca compañeros: La opción más extendida por supuesto es asociarte con otros locos como tú que te complementen. Busca perfiles de gente que domina lo que tú no, busca sinergias. Hay cantidad de sitios donde encontrar lo que necesitas, una buena opción, no nos cansaremos de repetirlo, son las Game Jams.

Pero nos falta la clave, lo más importante de todo. Da igual lo bueno que seas con el arte, la programación, la creación de niveles, el diseño de mecánicas… Nada importa si no sigues la clave, la única, la maravillosa, sin ella estás perdido…

LA CONSTANCIA

Así, con mayúsculas, en negrita, subrayada si es necesario, con marcador amarillo fluorescénte, como séa, pero que se te grabe a fuego. Si tienes constancia tienes medio camino hecho. La constancia hará que tu trabajo mejore increiblemente, que la calidad de todos tus trabajos crezcan de manera exponencial. Serás capaz de solucionar problemas más graves en un menor tiempo y con un rendimiento superior. La experiencia nos ha enseñado durante todos estos años que ser constantes puede ser la diferencia entre la vida y la muerte en el desarrollo de videojuegos. No importa que tus juegos no los juegue nadie, que sean exclusivamente para tí, que sean sólo prototipos o ensayos, da igual, si eres constante experimentarás una mejora que ni te imaginas en tus capacidades. Nuestro mayor consejo, a crear juegos se aprende creando juegos sin parar, no hay más.

 

Esperamos que hayamos conseguido picar vuestra curiosidad y que os animéis a usar las herramientas que hemos compartido. Da igual si tu objetivo es llegar a ser un profesional o quieres hacer juegos de manera amateur, queremos saber de vuestra opinión y experiencia si decidís seguir nuestros consejos.

Por último queremos recordaros que tenemos un canal de YouTube donde colgaremos vídeos que serán de vuestro interés sin duda si os apasionan los videojuegos. Podéis suscribiros y activar las notificaciones aquí.

Por nuestra parte nada más que emplazaros a nuestro próximo artículo.

 

¡Hasta la próxima!

No Comments

Leave a Comment